El día en que aprendí que hay cosas que no puedes controlar

In Deportes, Hockey Patines

Ser deportista de alto rendimiento visto desde fuera parece un título que tiene prestigio.

Físicamente estas cuadrado, viajas, eres el sano del grupo, y vas a competir a otros países para defender tu país, con suerte te cuelgas una medalla y al llegar a casa eres un héroe. Un héroe para los tuyos, si es el caso de la mayoría de deportistas de élite que conozco los cuales su deporte es minoritario, es decir, que la prensa no tiene tiempo ni espacio para mencionar tu victoria.Imágenes integradas 1

Era un día más de aquel Julio del 2004, me dirigía al CAR de Sant Cugat, después de mi primer trabajo como monitora de multideporte en el Campus de Verano de mi club de tenis C.T.Barcino. Cogí los Ferrocarriles Catalanes de la Generalitat y me bajé en la parada San Joan. Ese día tocaba dar la lista definitiva de jugadoras que iban a disputar el Mundial en Wuppertal (Alemania) y del que después de tres semanas intensas de entrenamientos con el equipo de 12 jugadoras y 3 porteras iban a quedar solamente 10 finalistas.

cosas no puedes controlar

Cosas no puedes controlar – Entrenando con la selección

El seleccionador, Carlos Feriche entró en el vestuario, junto con el segundo entrenador y preparador físico Joan Solé. Nos echó el discurso, un discurso que todos oyen pero nadie escucha porque ya lo conoce, porque ya lo sabes sin apenas haberlo escuchado anteriormente. ‘Somos unas afortunadas, decía, pues han habido ya muchas más chicas que se han quedado fuera de esta preselección’, y es cuando por dentro dices, es verdad, tiene razón, y das las Gracias. ‘Pero sólo podemos llevarnos a 10, 8 jugadoras y 2 porteras, quiero que sepáis que para mi todas tenéis unas cualidades técnicas y tácticas excepcionales y no es nada fácil para mí tener que dejar a 5 fuera’, en ese momento ya estás pensando vale va, dílo ya por favor, mátame pero que sea rápido, y sobre todo no llores de dolor, por respeto a tus compañeras porque también te alegras por ellas….

Y es cuando saca el papel, y empieza con las dos porteras, cae una, y piensas jope pobre, pero es que las tres son tan buenas, no puedes seguir lamentando cuando ya sigue con la lista de jugadoras, son 8 tienes más tiempo, dudas en si has escuchado tu nombre, pero no, o quizás sí y estabas distraída lamentándote por la portera…y ¿quiénes más? Pero si ya ha terminado. De repente oyes tu nombre, pero es el onceabo, y dicen Carla Sariol puedes salir fuera del vestuario.

Seguía viva pero descolocada, y ¿por qué yo fuera?. ¿Debo estar triste? o ¿Alegre?. ¿Qué me van a decir? Y la cara de Carlos, siempre tan seria, disciplinada…salgo del vestuario, que recuerdo que ya se había roto el silencio. Patino hasta el almacén donde guardan el material, me apoyo en una mesa, que en eso momento además de hacer de silla consiguió ser mi estabilizador de los nervios y la tensión que llevaba, no sabía que iba a pasar, y tenía que estar cara a cara con el seleccionador nacional. Yo tenía recién cumplidos los 18, y para mi España, era lo más. Poder defender a mi país, como lo hacían mis ídolos, Rafa Nadal, Pau Gasol…aunque a otra escala con otro deporte, el deporte silencioso pero dinámico y explosivo como es el hockey patines. Un deporte que gracias a mi padre disfruté cada vez que me ponía los patines, ya que me liberaba de toda responsabilidad, tensión y cargas que podía tener. El hockey no sólo era mi pasión sino mi liberación.

cosas no puedes controlar

Carlos me dijo, ‘verás Carla, se da una situación única y por primera vez. Como sabrás una de tus compañeras (Carla Giudicci) sufre de una lesión en la espalda’ (tenía los discos intervertebrales gastados), pero era una de las máximas goleadoras y además compañera mía de equipo con mi club, el C.P.Voltregà en aquel año. ‘Y no sabemos si podrá aguantar hasta el Campeonato que es a mediados de Septiembre, por lo que tú serías la siguiente de la lista en entrar’. En aquel momento, por fin puedes notar como el oxígeno vuelve a entrar en tus pulmones, y si respiras, estás viva, la ilusión no se termine y el golpe a pesar de ser duro, sabes que puedes seguir adelante y remontar el asalto.

No está todo terminado. Y te dices sin saber de dónde procede esta voz/mensaje: en la vida hay veces que hay cosas que no controlas, mejor que te haya pasado esto a los 18 años, ya que podría pasarte en un futuro en el trabajo, pero te das cuenta que también puede pasar y que hay cosas que tú no controlas.

Artículo escrito por Carla Sariol @cSariol

You may also read!

Ingresos record FC Bayern

Ingresos récord para el FC Bayern de Múnich: ¡640,45 millones de euros!

El equipo de la Bundesliga alemana anuncia que su negocio crece disparando sus beneficios. El FC Bayern de Múnich

Read More...
EuroLeague Fanatik

La Euroliga se apoya en Fanatik para mejorar su presencia en Turquía

Fanatik se convierte en Socio Premium Oficial de Medios en Turquía del prestigioso torneo de clubes de baloncesto. La

Read More...
MotoGP Michelin

Michelin seguirá como proveedor oficial de MotoGP hasta 2023

El fabricante de neumáticos francés amplía su relación de patrocinio del Mundial de MotoGP tras su acuerdo con Dorna.

Read More...
Loading Facebook Comments ...

Deja un comentario

Mobile Sliding Menu

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies