¿Mi pasión?, el fútbol sala

In Deportes, Otros

En mi vida tengo diferentes pasiones, pero una de ellas la destacaría del resto: el fútbol sala o mejor dicho, jugar al fútbol sala.

Y digo jugar porque no me llama tanto la atención ver un partido, yo solo disfruto estando dentro del campo. Desde bien pequeño siempre he estado vinculado a este deporte, ahora con 32 años y haciendo memoria, puedo afirmar que me he pasado más de 20 años practicándolo.

A lo largo de estos años he jugado en diferentes contextos y situaciones; en la calle, en consell escolar, federado, e incluso en ligas internas con los amigos, y en todas y cada una de ellas siempre he intentado dar el máximo. Es tal mi afición por este deporte que durante toda mi carrera he jugado en todas las posiciones posibles, empecé de ala, más tarde y por circunstancias que ahora no recuerdo me puse a jugar de portero, posición que se me daba bastante bien. Considero que en edades tempranas con tener una buena agilidad y no tener miedo a la pelota, ya tenías mucho ganado. Gracias a estas cualidades cuando pasé a bachiller un equipo que me había visto jugar de portero me fichó. Estuve un par de años y lo dejé principalmente por tiempo, época de cambios en mis estudios.

futbol sala pedro

Cuando volví, empecé a jugar de nuevo como jugador de campo y federado en la escuela deportiva Brafa. En esta época fue cuando más aprendí a jugar, entre otras cosas por la madurez y sobre todo por los entrenadores, destacando por encima de todos a Abel Fernández. Con él ascendí del equipo B al A, que por entonces estaba en Preferente, y me enfrenté por primera vez a las ‘famosas’ convocatorias. Una parte más de cualquier aprendizaje de un deportista, saber que hay que ganarse el puesto a base de sacrificio y constancia. Este punto es sin duda el que te marca tu carrera, el que decide si te gusta realmente competir y ganarte un puesto o bajar los brazos y darte por vencido. Opté por la primera opción, y acerté.

En los siguientes años el equipo Brafa se convirtió en la ‘familia’ Brafa. Entrenar, jugar y ver a mis compañeros era para mí un escape ante las dificultades que me iban surgiendo en mi vida personal. Incluso, cuando por temas laborales ya no entrenaba, seguía yendo a jugar los sábados. Algún que otro año fui compaginando Brafa con alguna liguilla intersemanal, que tan buenos momentos me ha dado. Eso de no tener la presión de un entrenador no iba mal de vez en cuando.

Y así fue durante varios años hasta este, que muy a mi pesar y debido en parte a diversas lesiones decidí apartarme del mundo del fútbol sala. Sin saber aún si fue un adiós definitivo o un hasta pronto…

Artículo escrito por Pedro L. Escuderos

You may also read!

Juventus sueldos

La Juventus llega a un acuerdo con la plantilla por el coronavirus: ¡se ahorra 90 millones en sueldos!

La pandemia del coronavirus supone un gran problema para los clubes de fútbol. Sin ingresos, se buscan soluciones. En

Read More...
Decathlon coronavirus

Decathlon suspende la venta de máscaras de snorkel para convertirlas en respiradores y mascarillas

El fabricante de material deportivo Decathlon ha decidido retirar de su tienda online un artículo que se ha convertido

Read More...
Camiseta pre-partido Madrid

Adidas sorprende con su último diseño para el Real Madrid

Salen a la luz imágenes que muestran cómo serán las prendas diseñadas por adidas para el Real Madrid de

Read More...
Loading Facebook Comments ...

Deja un comentario

Mobile Sliding Menu

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies